Se trata del “Project Seal” (Proyecto Foca), que durante la II Guerra Mundial buscaba crear una alternativa a la bomba atómica, con un arma que pudiera generar tsunamis para barrer localidades costeras. De hecho, su idea central era que una serie de 10 detonaciones en el mar lograran levantar una ola de 10 metros, capaz de inundar una ciudad pequeńa.

El proyecto fue desarrollado en conjunto con Nueva Zelanda, país en cuyos archivos fue descubierto el programa por el escritor y cineasta Ray Waru.

Cerca de 3.700 bombas fueron detonadas en Nueva Zelanda durante las pruebas, primero en la zona de Nueva Caledonia y luego en la península de Whangaparaoa, cerca de Auckland

 

Categoría:

Mundo, Oceanía, Población, Proyectos

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*