La Ruta de la Seda fue una de las rutas comerciales más importantes durante la Edad Media.

English: the Silk Road in Central Asia

Ruta de la Seda en Asia Central (Photo credit: Wikipedia)

Durante muchos años, comerciantes chinos principalmente transportaban por ellas no solo sedas, sino también pieles, té y especias, a cambio de oro y plata, piedras preciosas y lana.
La ruta recorría aproximadamente 4.000 km desde China al Este de Europa, cruzando por el Sur de Asia y el Próximo Oriente. Desde la ciudad china de Xian, pasaba por otras ciudades chinas como Lanzhou o Kashgar, recorría alguna de las ciudades de Kazastán, al Norte de Afganistán, como Tashkent, Samarkanda y Bukhara, para llegar a Teherán y Ankara, como antesala de su destino final, Constantinopla.
Era un camino peligroso , con bandidos dispuestos a asaltar las caravanas en los lugares más inesperados.
No solo fue vía comercial, sino camino de encuentro e intercambios de las civilizaciones de Oriente y Occidente.
Tampoco faltaron quienes la utilizaron como un medio excelente para expandir su poder: los mongoles en el siglo XIII aprovecharon para crear el gran Imperio Mongol, por ejemplo.
De entre todas las ciudades que en esta Ruta se enmarcan, hay que destacar una; Samarkanda. Es una ciudad muy extensa y se localiza en lo que era una desolado zona desértica a medio camino entre los ríos Amu Dria y Sir Daria.
Además, es uno de los puntos neurálgicos de la Ruta de la Seda, era sinónimo de refugio, arte y negocio.
Fue tomada en el año 329 a.C. por Alejandro Magno, quien exclamó: “Todo lo que he oído de Maracanda (así la llamaban los griegos) es cierto, pero es aún más hermosa de lo que había imaginado”.
Bajo el dominio de los árabes, Samarkanda se convirtió en un importante centro de la cultura islámica.
En esta hermosa ciudad podemos encontrar lugares muy representativos desde el punto de vista histórico y cultural, de gran afluencia turística, por ejemplo, como aparece en este vídeo, el conjunto que se ubica en la Plaza del Registán, las Madrazas (Ulugh Beg, Sherdar y Tilla Kari). También existen numerosos panteones visitables de las grandes figuras del poder en esta ciudad.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*