El 7 de agosto de 1996 una inesperada tormenta produjo una gran riada que acabó con la vida de 87 personas y dejó heridas a casi 200. Todas ellas se encontraban en el camping Las Nieves, en Biescas, en el Pirineo Aragonés. Este camping se situaba en el cono de deyección del Torrente Arás. Dicho torrente contaba con una buena Restauración Hidrológico-Forestal, pero ésta no fue suficiente para evitar la tragedia debido a unas precipitaciones extraordinariamente intensas, que alcanzaron valores nunca antes registrados en la zona. En 1997 se realizó una nueva Restauración Hidrológico-Forestal del torrente.

 

Enhanced by Zemanta

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*