Tsunami Indonesia 2004

Uno de los sucesos que más fresco está en la memoria fue el tsunami del 26 de diciembre de 2004. Un terremoto a 4.000 metros de profundidad en el océano Índico, a unos 260 kilómetros al oeste de la costa de Aceh, Indonesia, que llegaría a los 9 grados de la escala Richter, ocasionó una cadena de tsunamis que borraron literalmente del mapa islas, playas y poblaciones, que quedaron sumergidas en una densa capa de lodo y agua. Murieron cerca de 300.000 personas.

El fenómeno, de proporciones increíblemente devastadoras, afectó a m de 5 millones de personas. En marzo de 2005 se calculaba que más de un millón de personas quedaron sin hogar y que unas 300.000 de todas las nacionalidades (numerosos turistas pasaban en la zona sus vacaciones de Navidad) habían perdido la vida en una docena de países, la mayor parte de ellas, un 170.000, en Indonesia, pero también miles en la India, Sri Lanka y Tailandia.

El epicentro del seismo de magnitud 9,0 se corresponde con el Océano Índico cerca de la costa oeste de la isla Indonesia de Sumatra, según el organismo internacional (USGS) que monitorea terremotos en todo el mundo. El movimiento violento de las secciones de la corteza de la Tierra, conocidos como placas tectónicas, el desplazamiento de gran cantidad de agua, el envío de potentes ondas de choque en todas las direcciones.

El terremoto fue el resultado del deslizamiento de la porción de la corteza terrestre que se conoce como la placa de la India bajo la sección llamada la placa de Birmania. El proceso ha estado ocurriendo durante miles de años, una placa de empuje contra el otro hasta que algo tiene que ceder.

El resultado del 26 de diciembre fue una ruptura de las estimaciones del USGS fue más de 1.000 kilómetros de largo, desplazando el fondo del mar por encima de la ruptura de tal vez 10 metros a varios metros de forma horizontal y vertical. Eso no suena como mucho, pero los billones de toneladas de roca que se movieron a lo largo de cientos de millas del planeta causado a estremecerse con el terremoto de mayor magnitud en 40 años.

Sobre el lecho del mar desplazado o quebrado, el gran volumen del océano se desplaza a lo largo de la línea de la ruptura, iniciando la creación de uno de los fenómenos más letales de la naturaleza: un tsunami. En cuestión de horas las enormes olas que se irradian en la zona del terremoto golpeó la costa de 11 países del Océano Índico, arrebatando a la gente al mar, otros ahogados en sus casas o en las playas, y la propiedad la demolición de África a Tailandia.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*